Dr. Orlando Morales Matamoros
Ensayos: Sostenibilidad

Dr. O. Morales: Índice

 

 

Derechos Reservados (© Copyright) Dr. Orlando Morales Matamoros 1997, omorales @ racsa.co.cr

Sostenibilidad
  


EL ASPECTO POBLACIONAL DE LA SOSTENIBILIDAD

Aunque muchos pensadores han hablado a favor de un modo de vida en armonía con la naturaleza, el concepto de sostenibilidad empezó a tomar fuerza con la publicación de Meadows y colaboradores denominada "Los Límites del Crecimiento" hace ya 25 años. Mediante novedosas técnicas de análisis de sistemas junto a la ayuda de la computación, se llegó a la conclusión de que si la humanidad seguía creciendo con un acelerado ritmo como hasta entonces, se llegaría el momento en que la extracción de recursos agotaría las reservas, el deterioro ambiental sería grave y la calidad de vida descendería, al tiempo que el crecimiento económico se estancaría. Se desató una acalorada polémica que estuvo polarizada por ideologías políticas, ya que los países socialistas y sus simpatizantes, redujeron el debate a una crítica de una maniobra del imperialismo, al tiempo que otros aseguraban que la tecnología resolvería los problemas del futuro.

Los investigadores han encontrado ejemplos muy claros de un desarrollo poblacional sin control en un ambiente limitado, como en el caso de la Isla de Pascua, famosa por sus gigantescas figuras humanas oteando el mar desde la costa. Cuando fueron descubiertas estaban ya deshabitadas pero quedaban los restos de arqueológicos de un pueblo que creció a expensas de una naturaleza que no pudo sostener mediante sus recursos, la población creciente. Guerras internas entre tribus y hambrunas fue el comienzo de su desaparición, puesto que un espacio finito no puede contener una población infinita.

Pues bien, el planeta tierra también es una isla en el espacio, limitada por la atmósfera, con abundantes recursos, pero potencialmente amenazados por una población creciente en demanda de productos del bosque y del mar, extraccion de minerales, agua dulce, tierras fértiles, petróleo, etc.

En Costa Rica tenemos un ejemplo claro. A la llegada de los españoles, hace casi 500 años, estaba cubierta de bosques primarios, que hoy día casi han desaparecido. Recuérdese que hace pocas décadas, el estado premiaba a quien talara bosques con fines productivos, cuando ahora más bien se fomenta la siembra de árboles y el mantenimiento del bosque. Nuestro antepasados nunca pensaron que era posible acabar con los bosques, ya que eran recursos muy abundantes. Igual puede ocurrir con nuestro planeta tierra: era abundante de recursos cuando la humanidad apenas se desarrollaba, pero hoy día cuenta con seis mil millones de habitantes que consumen recursos, agotan la biosfera y contaminan el ambiente.

Existen muchas definiciones de sosteniblidad, siendo la más común aquella que dice que, el desarrollo sostenible es aquella forma de vida que permite satisfacer las necesidades del presente, sin comprometer los recursos que pertenecen a aquellos que todavía no han nacido. Sin embargo, dentro de la sociedad de consumo por la que pasa la humanidad, dificilmente podría cumplirse el desarrollo sostenible.

Ya que, como dice un proverbio oriental, un dibujo ilustra más que mil palabras, véase la ilustración basado en círculos concéntricos, a partir de un círculo central que ilustra la población, el siguiente hacia afuera las obras humanas (ciudades, tierra cultivada, carreteras, ganadería, minería, pesca, etc) y el círculo externo que se refiere a la naturaleza y sus recursos.

En un período primigenio de la historia de la humanidad (a), los seres humanos eran una especie animal minoritaria y por tanto tan solo un punto central, en el sus productos y desechos por ser de mínima cantidad no afectaban al ambiente. Mientras el ser humano como animal pobló la tierra, vivió en armonía con la naturaleza, pero en cuanto inició el desarrollo de la inteligencia e inició sus manifestaciones culturales, dejó de seguir las leyes ecológicas de la naturaleza, a las que nunca volvería jamás.

En una siguiente etapa (b), cuando se iniciaron las grandes civilizaciones de Grecia y Roma, por el tiempo en que se empezó a escribir el Viejo Testamento de la Biblia, era posible decir "creced y multiplicaos y henchid la tierra", ya que eran apenas pocos cientos de millones de habitantes, con limitada alteración ambiental dado lo pobre de su tecnología y todavía una abundante naturaleza. En aquel tiempo, la mayor parte del Africa negra era un continente desconocido, lo mismo que América, y ambos con muy baja población.

Estamos ahora en la etapa (c). La población humana ha crecido grandemente, escasean las tierras laborables, los bosques se han destruido, disminuye el agua potable, los mares agotan su cofre de peces, la contaminación del aire aumenta, el hueco de la capa de ozono se expande, etc. En fin, a criterio de algunos se está llegando a un límite razonable en el cual ya hay suficientes problemas ambientales como para poner límites a la expansión de la población, pues cada nuevo ser humano es un potencial agresor del ambiente, por más ecologista que sea, en cuanto se alimente, use vestidos, viva en casas, use agua, y necesite energía, etc.

Sin duda alguna, se llegará al momento final de desaparición de la humanidad de seguir la misma tendencia, etapa (d). En forma global, en este siglo hubo tres períodos de duplicación de la población mundial que llevarán a 6 mil millones de habitanes al terminar este siglo. Si en el siglo XXI, se continuara igual, o sea que la población se duplicara tres veces, tendríamos cuarenta y ocho mil millones de habitantes, una población que no puede ser sostenida por los recursos que provee nuestra madre Tierra. Algunos estudiosos ya han calculado que si la población mundial viviera como una hipotética clase media, haría falta un planeta tierra orbitando como fuente de recursos naturales. El hombre es el único animal que ve hacia el futuro, pero todavía no ha vislumbrado que podría no tener futuro.

---- FIN ----

 

 

Búsqueda personalizada


Política de Privacidad